martes, 27 de diciembre de 2011

Arevalorum o cómo mediar con la historia hoy

Queridos parroquianos, tengo hoy el honor de presentaros un museo muy especial. Me estoy refiriendo, amigos míos, al Museo de Historia de Arévalo o Arevalorum. ¿Qué tiene de especial? Su forma de atender al visitante y de cumplir su misión de mediar entre éste y la historia de Arévalo.
Para mostrarlo hablo con David Martín, licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Salamanca, Profesor de Geografía e Historia, conferenciante y responsable del Museo desde su apertura al público el pasado verano.


David Martín a la puerta del Museo
Juan Luis Vera: David, es un verdadero placer tenerte hoy con nosotros. Quiero empezar destacando  que han pasado apenas 5 meses desde la apertura y lleváis un ritmo frenético: visitas didácticas, ciclos de conferencias, exposiciones temporales, una muy cuidada presencia web... ¿Cómo lo lográis?

David Martín: [Sonríe] Bueno, creo que no hay más secreto que mucha ilusión y trabajo diario: cuando tengo visitantes les atiendo como a mí me gustaría que me atendieran y cuando estoy solo, me dedico a preparar los proyectos.

J.L.V.: ¡Eso, proyectos! Porque son muchos, según he podido comprobar. Entre todos ellos, hay uno que me ha cautivado especialmente: el departamento didáctico. Cuéntanos, ¿cómo organizas todo eso?

Acercando la historia a los más pequeños
D.M.: Pues de nuevo pensando en el visitante o el niño como protagonista de la actividad. Cuando guío un grupo intento ser lo más accesible y cercano posible, naturalmente manteniendo todo el rigor histórico, y cuando diseño o realizo un juego didáctico imagino qué le va a aportar al niño o niña, recuerdo qué me ha enseñado la experiencia con otros niños, me adapto a cada situación...

J.L.V.: Quisiera mencionar aquí que, entre otras actividades, se encuentran  “¡Busca la pieza!”, “Sopa de letras”, puzzles... Aprovecho para decir que todo aquel que quiera saber más acerca de estas actividades, puede encontrarlas explicadas por David en el blog del Museo. Pero, cuéntanos, David, ¿Cómo lo reciben los niños?

D.M.: Pues te digo que quizás eso sea lo mejor de mi trabajo. Ver las sonrisas y miradas de los niños cuando corretean por las salas, compiten entre ellos, encuentran las piezas “escondidas”, te muestran los resultados y te piden más actividades es algo difícil de expresar con palabras. No tiene precio y es mi mejor recompensa.

J.L.V.: Suena maravilloso...

D.M.: ¡Lo es!, te lo aseguro.

Grupo visitante en el Salón de Actos
J.L.V.: Además de estas actividades didácticas, también es cierto que estáis obteniendo un gran éxito en vuestros “Ciclos de conferencias sobre Historia del Arte”. Háblanos un poquito más de eso.

D.M.: Bueno, sí... Disfruto mucho explicando arte y la gente lo nota; lo sé porque me lo dicen, porque me piden más y porque vuelven.

J.L.V.: Son hechos que hablan por sí solos de vuestra entrega y buen hacer. Algo realmente sorprendente es el trabajo que estáis haciendo en materia de accesibilidad.

D.M.: El Museo es de todos y para todos, de manera que tenemos que hacer lo que esté en nuestra mano para facilitar el acceso. Además, de estas acciones no solo se benefician los discapacitados. Por ejemplo, las grabaciones de los textos del blog no sólo las aprovechan los ciegos, también quienes prefieren escuchar a leer u otros colectivos como los estudiantes de español.

J.L.V.: Ese blog es una joya: en él podemos encontrar apuntes de historia explicados de forma amena y sencilla, toda la actualidad del museo, estadísticas de visitantes, mapas, información del tiempo en Arévalo, información en otros idiomas... ¡Cuántos museos más grandes y antiguos no llegan ni a la mitad de esa oferta!

D.M.: [Amplia sonrisa] Supongo que en el blog se juntan mi pasión por el Museo y por las nuevas tecnologías. El deseo de ofrecer una buena experiencia web y acercar los contenidos del Museo a los visitantes virtuales, que por cierto, ¡nos leen desde Chile a Rusia!, me obliga a documentarme y cuidar la presentación de los conceptos y ello redunda en beneficio de todos.

J.L.V.: Sin duda, así está siendo. Ciertamente, Arevalorum ha evolucionado mucho desde su inauguración este mismo verano. En pocas palabras, ¿cómo valorarías este periodo?

David Martín en una visita guiada
D.M.: Muy positivamente. Estamos  explicando la historia de Arévalo cada día mejor y a más gente, estamos sensibilizando sobre arte y estamos creando afición entre los más jóvenes… Y por supuesto yo soy el primer beneficiado de todo ello por todo lo que aprendo a diario…

J.L.V.: David, me pregunto si podrías adelantarnos algo acerca de los proyectos de futuro que te estás planteando en estos momentos.

D.M.: Los días 7 y 14 de enero ofreceremos el 3º Ciclo de Conferencias sobre Historia del Arte con las murallas de Arévalo y Tomás Luis de Victoria como temas de debate y dos ponentes de excepción: Ricardo Guerra Sancho y Virginia Sánchez Rodríguez. Además estamos trabajando en más accesibilidad y más actividades didácticas.

J.L.V.: Muchísimas gracias, David, por estar hoy en esta Posada en la que siempre serás bienvenido.

D.M.: Gracias a ti, ha sido un placer.


Queridos parroquianos, os invito encarecidamente a visitar la página web del Museo de Historia de Arévalo:



Tanto en esta web como en la conversación con David Martín, se aprecia la ilusión y el tesón de este joven y entusiasta profesional. Que siga así y sin duda forjará una carrera llena de éxitos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada